Detrás de una marca hay un equipo de personas que la gestionan pero es que, detrás de un follower o un fan, también hay una persona.

De eso se tratan las redes sociales, de relaciones entre personas y a ello, le llamamos engagement. ¡Cuanto más interacciones realicen los usuarios con tu marca… mayor engagement conseguirás!

El engagement tiene que ver con las emociones y, por tanto, si consigues despertarlas entre tu comunidad de seguidores, estarás creando “compromiso”.

No hay más truco que este, debemos humanizar la marca, hacer que se la vea cercana a los fans, a los potenciales clientes.

Y para lograrlo, hay algunas cosas que podemos hacer, así que, aquí van estos consejos para lograr aumentar tu ratio de engagement en redes sociales.

Define los atributos emocionales de tu marca

Decía que debemos humanizar la marca para resultar atrayentes y cercanos a las personas que nos siguen.

¿Cómo lo logramos?

El engagement de tu marca está en el mismo cajón de las emociones de tus seguidores y de las tuyas.

Toda marca empresarial o personal tiene detrás de sí una “Misión, visión y valores”, unas veces expresamente descrita y otras veces, presupuesta, pero todas la tienen.

Detrás de estos conceptos es donde encontrarás los atributos emocionales de tu marca, esos que te acercarán a tu posible cliente, esos que potenciarán que tu engagement con ellos aumente.

Para todas las marcas no son los mismos, obviamente.

Ni siquiera para las del mismo sector.

Por ejemplo, dentro de la automoción, las emociones que busca Mercedes no son las de Porche.

Otro ejemplo, es el mundo de los bebés, en el que marcas de pañales intentarán mostrar emociones más tiernas y dulces que las de un coche, que tendrán que ver más con el clasicismo o la aventura.

De cualquier modo, cuanto más primarias y auténticas sean las emociones de tu marca, más cerca estarás de mover las de tus seguidores.

Y, con ello, habrás sentado las bases para generar tu engagement.

Por tanto, haz una lluvia de ideas en la que definas estos atributos y empieza a trasmitirlos con cada contenido que publiques en tus perfiles sociales.

Sé sincero y siente lo que escribes. Haz que tu marca sienta como una persona. Humanízala a través de esas emociones.

Establece una relación bidireccional con tus seguidores

Dar y recibir.

Este equilibrio parece bastante razonable y suele encajar en los parámetros de comportamiento de la mayoría de las personas.

Una marca, en redes sociales, tiene que dar…después dar… de nuevo dar y siempre… dar.

Lo primero para cualquier empresa, marca personal o negocio, tiene que ser buscar satisfacer las necesidades de su comunidad de seguidores.

No olvides que ellos son tus clientes potenciales o tus posibles embajadores de marca.

Debes dar el primer paso.

Y eso se consigue con publicaciones en las que intentas resolver las dudas de quienes te leen.

Nada de publicaciones endogámicas en las que hables de ti.

Piensa en ellos.

Que sepan cada día más sobre ese tema en lo que tú eres experto.

Y que ese aporte de conocimiento lo reciban gracias a ti.

¿Eres una marca de coches? Háblales de la seguridad al volante.

¿Eres un experto en bebés? Háblales sobre crianza natural.

¿Y qué obtienes tú, como marca humana que eres, a cambio?

Efectivamente, engagement.

Humaniza tu marca, prioriza los intereses de tu comunidad y, a cambio, recibe engagement.

Con el tiempo, si trabajas éste y el resto de puntos de este post, tendrás la respuesta que buscas en forma de interacciones y, al final, en forma de ventas y de reputación de marca.

Es un hecho demostrado, si te comprometes con tu audiencia, tu audiencia se compromete contigo.

Empecemos a generar engagement con tu equipo

Ya sean empleados o colegas, tienen que creer en la marca que representan.

En la medida en que consigas motivarlos y que se identifiquen con tu logo, con tus colores, conseguirás:

  • Retener ese valor personal, ese talento como empleado.
  • Que hable bien de tu marca y que interactúe con ella.
  • Que, a través de ellos, consigas atraer a otros valiosos talentos que puedan trabajar para ti en el futuro.
  • Que exporten las cualidades de tu marca y sus beneficios.

Tu humanidad los motiva y los alienta a seguir proyectándote.

No desperdicies a tu equipo como una gran fuente de engagement exportable al exterior.

El mejor engagement es el que se genera a partir de las emociones sinceras que hay en el equipo que sustenta tu marca.

Invita a tu comunidad a interaccionar

Durante todo el post estamos hablando de la importancia de las emociones para generar engagement.

De por qué la diferencia con tus competidores puede estar en humanizar tu marca.

De mimar a tu equipo para que sean los primeros en interaccionar contigo en las redes sociales.

Todo ello es tu carácter, tu branding.

Pero, reconozcamos que no viene nada mal darles un empujoncito para que se animen a compartir tu publicación de Facebook enviar o guardar tu publicación en Instagram, a darle un like en Twitter o a recomendarte en Linkedin.

Son las Call To Action (CTA) o llamadas a la acción.

Primero debes preguntarte qué quieres que hagan tus seguidores en tu red social o web y después, invítales a hacerlo con:

  • Una frase en un contenido.
  • Un botón en tu web.
  • Un banner en otro sitio web afín.

Eso sí, no intentes vender directamente.

Recuerda: buscas sus emociones y para ello nada mejor que hacerlo desde las tuyas.

Genera engagement: busca las emociones de tu comunidad a través de las tuyas como marca.

¿Te gustó este artículo?, Podés compartirlo en tus redes.

¡SALUDOS!